top of page

Cats: Aranda Burgos by Agustín Paredes



Soy orgullosamente la loca de los gatos

by Aranda Burgos


De las fotos no lo sabrían, pero vivo con nueve. Sí, nueve gatos. En mi departamento hay 82 vidas entre todos, si creen lo que se dice. Cada uno tiene su personalidad. ¿O debería decir gatonalidad? Y sí tengo a mis favoritos, aunque si le dicen a alguien lo negaré rotundamente. Todos han sido rescatados: de carreteras, de basureros, del Periférico, de terrenos abandonados. Por lo tanto, son roomies bastante agradecidos, la verdad. Como buenos gatos, creo que se han vuelto déspotas, incluso. ¿Ubican cómo algunos felinos traen animalillos muertos a su amo? Se cree que es un tipo de tributo, un regalo, porque nos quieren. Yo estoy segura de que en mi caso es sólo que mis gatos me creen tan torpe, que creen que sin su ayuda no sobrevivo. Se creen mejores que yo, definitivamente, y espero algún día enorgullecerlos. Duermen casi todo el día, son encimosos, y se acuestan todos en mi cama en las noches. Son mi compañía.


Y yo, como buena señora de los gatos, cumplo varios estereotipos: soy medio excéntrica, a veces me visto raro, soy medio bruja, me quedo dormida viendo tele… pero especialmente me considero introvertida. Esto lo defino como que yo “recargo energías” cuando estoy sola. No significa que no me guste salir o convivir con amigxs, por supuesto, pero particularmente disfruto estar conmigo... y mis gatos.


Soy tímida en algunos aspectos, y la verdad nunca me pensé que haría una sesión de fotos así en mi vida. Pero por varias razones, el hacerlo se sintió correcto, entre mucho más, y lo que lo hizo particularmente especial fue que llevamos la sesión a cabo en mi departamento, mi espacio, donde me siento segura. ¡Y con gatos como “props”! Tal vez era un puente que no pensé nunca cruzar, pero mejor forma de hacerlo no existe. ¡Ah! Y mis vanidosos mininos recibieron mucha atención, así que supongo que todos ganamos.


Tener control sobre el concepto, sentirme segura, fue muy importante para decidirme a hacer esto, y Agustín es un amigo con quien viví una experiencia en el extranjero única; confío en él plenamente, y conozco su talento. Lo que más le agradezco es que dejó que esto yo lo hiciera sobre mí, como una celebración, (además de todas las porras que me echaba). Viví esta experiencia como una forma nueva de conectar conmigo misma, y la razón para hacerlo nació de querer verme desde afuera, con ojos de amor, después de procesar muchas cosas densas emocionalmente en los últimos años. Se sintió como mi graduación de momentos difíciles.


La verdad me sorprendí mucho con el resultado. Incluso durante el proceso me parecía fascinante verme reflejada en la pantallita de la cámara a través del lente de Agustín; notar así que le parecía interesante visualmente, o bello, en lo que yo hacía.


Aprendí que tengo una galaxia de lunares en la espalda, que por lógicas razones desconocía. También descubrí que mi cuerpa realmente cuenta mi historia: Están mis tatuajes, por supuesto, y cada uno tiene su significado particular, pero esos son los más obvios. Vi la foto de mi abdomen, y lo primero que recordé fue toda la inseguridad que viví de niña y adolescente porque mi ombliguito estuviera salido. Vi también el arañazo por uno de mis gatos, y reí al darme cuenta de que prácticamente nunca me falta uno de esos.


Al ver otra foto, no pude evitar enfocarme en las estrías alrededor de mi cadera y en mis pompis, y tuve una seria conversación conmigo misma sobre estándares inalcanzables de belleza y que nadie se fija en ellas más que yo, hasta perdonarme por ser tan dura conmigo misma.

En las fotos de mis piecitos sobre la cama, con todas las evidencias que tienen de mis años de Ballet, me perdí recordando todas las clases de danza, todas las presentaciones; y agradeciendo la flexibilidad que aún conservo de ellas.

Fue como si verme desde fuera en me permitiera sanar cada parte de mí con la que estaba en conflicto.


Esta experiencia me ha permitido salirme de mí misma por un momento, como mirarse al espejo sin vocecita interior, y adueñarme de la imagen frente de mí, y de la historia que su cuerpa cuenta. Lo considero como un hito importante en mi camino como feminista, simplemente porque me procuré el amor propio radical. Me han cuestionado si me preocupa el mal uso de las imágenes, o el qué dirán. Pero me remito sencillamente al sentirme en control del proyecto, de las fotos seleccionadas, de mi decisión, y de mi cuerpa, y todo aquello palidece en importancia. Me hace sentir empoderada, me hace amar mis imperfecciones: ¿Qué más dan lxs demás?


Pude ver mi identidad reflejada en los resultados, y el estar desnuda me hizo apreciar aún más mi vulnerabilidad. Vi cómo el pasar de los años y las experiencias han erosionado en mi piel y sus pliegues. Que mi cuerpa ha crecido con mis pensamientos e ideas. Quien yo soy se encuentra no solo en mi piel, sino en los espacios, en mis peluches y decoraciones, en la vista desde mi ventana, en mi bandera bisexual, en mi maquillaje. Salen en las fotos mis influencias, Polaroids de fondo que contienen recuerdos atesorados y personas a las que amo, bandas, películas, obras de teatro. Me veo en mi libertad, y me considero por primera vez arte.


Estas fotos marcarán también un recuerdo importante para la yo misma del futuro, de las “buenas épocas”, en las que vivía independiente en mi propio departamento en la CMDX. En muchos, muchos años servirán como mementos para cuando mis gatos ya no estén. Y me confortará saber siempre que ellos saben tanto de mi historia, como son parte de ella. Agradeceré por siempre tener esta experiencia.


Ahora, al escribir esto, pienso en una foto que tomó mi mamá de mí cargando a uno de mis gatos hace mucho, que destacaba por las miradas tiernas con las que nos veíamos a los ojos. Amo a mis felinos con locura, y sé que ellos a mí. Han sido mis incondicionales. Lo cual me hace preguntarme: ¿Y si este proyecto me ha permitido finalmente verme a mí misma como ellos me ven a mí en el día a día? ¿Esto es mirar(me) con amor?


¿Les confieso algo?


Creo que ellos sí están orgullosos de mí.





Si te gusta nuestro trabajo, puedes hacer una donación para que sigamos creando contenido de calidad

☟☟☟





Únete a nuestra base de datos para ser el primero en enterarte de noticias, promociones y nuevo contenido




Adquiere la revista digital completa aquí:


Modelo: @arandabc43

Fotógrafo: @agusparedesmx

Commentaires


bottom of page